Reinventando la Productividad en la Era del Conocimiento

Comentarios

06/03/2013

Buen punto de vista. Hay un par de cositas con las que estoy levemente en desacuerdo:

1.- En lo que llamas "era del conocimiento" creo que la productividad es más que la suma de las productividades de los individuos individuales. Te lo digo como persona productiva en un escenario ineficiente. Creo que sería más justo aplicar un factor multiplicador para cambiar la definición: "La productividad del sistema es la suma de las productividades de las personas que lo forman potenciadas o atenuadas por la eficiencia del entorno en el que trabajan". Es dificil alcanzar el equilibrio de reuniones, documentaciones y asignaciones de tareas en un ecosistema productivo, aunque las personas que lo forman realmente lo sean.

2.-  Sí creo que un trabajador debe saber gestionar el tiempo, compartimos la visión pero no el concepto me temo. En los metodos de producción tradicionales el tiempo que se asignaba a cada tarea viene dado por la planificación global. En los sistemas actuales, cada trabajador es responsable de su propio tiempo utilizandolo de forma inteligente para maximizar el cumplimiento de objetivos.

Digo que comparto el concepto porque pienso exactamente lo mismo que expones en este punto. Como trabajadores, tenemos un objetivo a cumplir en una determinada fecha y somos dueños de nuestro tiempo para llevarla a cabo de forma eficiente y productiva. La productividad por definición viene dada por la gestión eficiente de los recursos. El unico recurso del que disponemos a nivel personal normalmente es el tiempo. Por tanto, la productividad personal viene dada por la gestión eficiente del tiempo.

 

Estupendo artículo y muy bien documentado maestro, gracias por ayudarnos a crecer.

Muchas gracias, Daniel.

Totalmente de acuerdo con el primer punto. Te "compro" tu definición punto por punto. Lo que quería expresar en el post es que, sea vía productividad individual [personal] o vía productividad colectiva [centrada en las personas], la productividad en la Era del Conocimiento no viene definida por la cadena de producción sino por las personas.

En cuanto a la gestión del tiempo, ahí discrepo. Un recurso es algo que está en tu mano cambiar. Puedes añadir capital, modificar el flujo de entrada de materia prima, disminuir la mano de obra... Pero no puedes cambiar el tiempo. Todos tenemos 24 horas. El tiempo no es un recurso sino un factor limitante. Lo mismo que puede ser tu nivel de energía, el lugar en el que te encuentras o las herramientas que tienes a tu alcance en un momento dado. Lo que sí está en tu mano gestionar es tu atención. Hay muchas cosas que compiten por ella y tú puedes decidir si prestársela, en qué medida, si de forma plena o fragmentada, o si simplemente no prestársela. De tomar buenas decisiones sobre a qué dedicar tu atención en cada momento es de lo que depende tu productividad.

Un saludo

08/03/2013

Pues curiosamente ayer me acosté pensando en esta cuestión y me dí cuenta de que lo que se contempla en las gráficas de productividad que suelo manejar y se define como variable "tiempo" en realidad estaría mejor expresada como "tiempo empleado en el proyecto", que podría traducirse facilmente en "atención", así que en cierto modo si que coincidimos en este aspecto.

Según he entendido entonces, desde tu punto de vista el recurso del que disponemos es la atención y, haciendo una metáfora un poco de andar por casa, esa atención es como el agua de un rio: tienes una cantidad finita de agua disponible en una determinada unidad de tiempo. Tu visión de la productividad en este sentido consiste en canalizar la mayor cantidad de agua (atención) para poder aplicarla en tareas valiosas, como regar campos o dar de beber a los animales, permitiendo que se desperdicie lo minimo posible.  (Simplificando y obviando totalmente los factores psicológicosde atención, por supuesto)

Creo que voy a profundizar un poco en esta reflexión sobre tratar la atención como un recurso mesurable y pasajero.

Muchísimas gracias por compartir tus opiniones José Miguel.

Me gusta la metáfora y la conversación :) Puede parecer un detalle semántico pero creo que es importante, porque está claro que quien gestiona la atención es la propia persona. En ese sentido añade un elemento de capacidad unido a otro de responsabiliad. La productividad tendría por tanto un componente importante de perspectiva, entendida como capacidad de entender las consecuencias, positivas o negativas, de dedicar o no atención, mayor o menor cantidad, a unas cosas u otras.

Un abrazo,

Carlos

09/11/2012

Gran Post: felicidades. Hace unos años, el fallecido Vicenç Badenes me pidió que escribiera algo para "La Factoría", editada por el también fallecido Carlos Navales sobre mi experiencia en innovación contrabajadores mayores en Mercedes-Benz y me hizo reflexionar exactamente sobre este punto, que cuanto más productivos queremos ser, menos productivos somos. Sólo que tú lo has expresado infinitamente mejor: http://www.revistalafactoria.eu/restrict.php?tipo=articulo&id=510  y aquí se puede acceder in ser suscriptor http://innovationforgrowth.wordpress.com/2010/01/04/productividad-vs-productivismo-como-no-perder-dinero/ 

Angel

07/11/2012

Es cierto: cuando hablamos de productividad, Taylor siempre aparece por nuestra cabeza, incluso en las más novedosas técnicas Lean.

Asumimos que si no se puede medir, no se puede mejorar.

Es evidente que los resultados siempre se pueden medir, pero el cambio de paradigma es ¿se puede medir el proceso?, ¿que se mide?

Es un problema muy interesante, que creo no tiene una respuesta sencilla o quizá la más sencilla de las respuesta, sea la correcta...

08/11/2012

Estoy de acuerdo contigo en que la respuesta no es sencilla. Sobre todo, no es simple. Por otra parte, no comparto la asunción de que haya que medir todo. Lo que no se conoce, no se puede mejorar. Medir puede ser opcional, sobre todo cuando el esfuerzo necesario para medir bien lo que es relevante no tiene un retorno claro. La obsesión por medir también proviene, y tiene sentido, en un entorno de cadena de producción. En el momento que aparecen los valores cualitativos, muchos de ellos de carácter subjetivo, la medición se complica a la vez que proporciona información menos útil. El problema es que, en ese afán por medir, se acaba midiendo lo fácilmente medible en lugar de lo que sería realmente útil medir. Y en realidad, con frecuencia da igual. En una organización, se sabe quiénes son productivos y quienes no. Y no suele ser porque haya una serie de indicadores que se publican regularmente. Lo que es importante no es dedicar tiempo a mejorar lo que ya existe sino a pensar cómo mejorarlo, tanto de forma evolutiva como disruptiva. En el trabajo del conocimiento, medir se convierte, con frecuencia, en un fin en sí mismo y en una rémora para la innovación. Lo verdaderamente importante en el paradigma actual de la productividad es asegurarte de conocer todas las opciones entre las que tiene sentido elegir en cada momento, elegir la mejor de ellas y hacerla.

31/10/2012

Implantar este paradigma en el contexto de la Administración Pública (que es donde me desenvuelvo profesionalmente) es muy complejo. No sólo los equipos directivos están anclados en los conceptos Tayloristas (decimonónicos), sino que los propios trabajadores públicos consideran que la autogestión del trabajo relacionado con el conocimiento son prácticas demasiado arriesgadas.

La labor de concienciación o educación se presupone duro y complejo. Post como este nos aportan luz en este tunel del tiempo en el que vivimos las administraciones.

Enhorabuena José Miguel ;-)

Muchas gracias, Juanjo. Afortunadamente cada vez somos más los que nos damos cuenta de este necesario cambio de paradigma y "evangelizamos" en esta nueva dirección. Cualquier organización que dependa del conocimiento y siga siendo administrada según el modelo burocrático, tanto si es pública como si es privada, necesita urgentemente cambiar hacia estructuras y formas de abordar el trabajo acordes con los tiempos que vivimos. De no hacerlo, acabarán colapsando. Es solo cuestión de tiempo.

Un saludo!

29/10/2012

El Taylorismo es un concepto que aún se sigue aplicando y es válido para, como bien dices, en cadenas de producción, donde todo es medible para crear teorías de excelencia. Sin embargo, en la era del conocimiento la productividad cobra otro sentido, en donde el clima, el escenario de creatividad, la capacidad de innovar procedimientos y el talento del trabajador cambia por completo la ecuación taylorista. Cada vez se ve más sistemas de agilismo, donde se demuestra que en los entornos innovadores, dinámicos y competitivos, el conocimiento es más valioso que la velocidad en que procesas.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • You may insert videos with [video:URL]

Más información sobre opciones de formato

Avisos
Type the characters you see in this picture. (verify using audio)
Type the characters you see in the picture above; if you can't read them, submit the form and a new image will be generated. Not case sensitive.